Building projects together

Entrevista de la revista Diseño Interior al diseñador Mario Ruiz.

 

Diseño Interior, conocida revista que recoge las principales novedades y tendencias nacionales e internacionales sobre interiorismo, arquitectura y diseño, ha dedicado un espacio en su especial número 300 a los 50 nombres que avanzan el futuro. Entre ellas, se encuentra el talentoso diseñador Mario Ruiz con el que tenemos la suerte de poder trabajar.

A continuación, os dejamos la entrevista de este diseñador de renombre:

El cambio importante en la profesión en las últimas décadas.

La globalización, la velocidad de la tecnología que te permite trabajar y comunicarte con cualquier rincón del planeta con una inmediatez antes impensable. Poder desarrollar proyectos o tener una reunión en Australia, Japón o Estados Unidos sin moverte del estudio te da una capacidad enorme para hacer las cosas mucho más rápido. Aunque haya que seguir viajando para ver prototipos, para estar en las presentaciones de los productos, para cultivar el contacto personal y entender muy bien la identidad de con quién trabajas, el día a día no tiene nada que ver con hace 15 años. No hay fronteras, el único límite es el que tú quieras poner. En este nuevo panorama globalizado en el que parece que todo vale en todas partes, lo difícil y lo valioso es saber mantener tu esencia como diseñador y ayudar a las empresas a construir y mantener una identidad que les hace únicos.

Principal reto que afronta el diseño.

Hacer productos de verdad necesarios, perdurables, que resuelvan nuevos problemas. No contaminar, no hacer daño, no molestar. La ética de la producción excesiva de objetos inútiles, tóxicos, la locura del usar y tirar. Sin identidad, sin calidad. Generar basura.

Qué define el diseño de nuestro tiempo.

Hay distintas formas de entender el diseño. Hay una versión basada en la sorpresa, en la experiencia emocional inmediata y en la que está basada gran parte de la filosofía del mercado actual: seducir al momento, conseguir el efecto wow, jugar con el deseo, te tiene que cautivar nada más verlo para querer poseerlo. Hay otra forma de entender el diseño que es la de hacer las cosas basándose en la calidad, en la tradición, en la necesidad de hacer algo para utilizarlo durante mucho tiempo, y que no se basa en la inmediatez sino en lo perdurable. Personalmente, me interesa más esta segunda versión. Esto ocurre no solo en el diseño de mobiliario; abarca todo, también la prensa (la información digital versus las publicaciones de calidad hechas con el mejor papel, con un gran diseño y que enfrenta el consumo rápido de información frente al producto que se colecciona).

Un autor y una obra que le hayan interesado recientemente.

El trabajo admirable que desarrollan Marc Monzó y Joan Gomis en la firma de joyería Misui. La obra de los artistas Albrecht Schnider, Yago Hortal y Adam Jeppensen.

Adelante una tendencia por venir.

No me siento cómodo hablando de tendencias. La tendencia consigue serlo solo cuando hay perspectiva de tiempo para valorarla. Lo que ahora se llaman tendencias, la mayor parte no lo son. Se trata de propuestas superficiales que no llegan a modificar nada y no trascenderán. Por eso no me gustan. La tendencia solo tiene valor cuando ha ocurrido. Hasta entonces es una mera etiqueta.

Un cambio necesario.

La vuelta al anonimato y el control de la intimidad; encontrar la fórmula para controlar la difusión de información sobre uno mismo. Conseguir salirse del Big Data.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin